Caracterización Territorial

Caracterización del territorio… una introducción

Por: Iván Marcel Fresneda Pereira

 

Cuando se habla de caracterizar un territorio surgen dos preguntas básicas, pero a la vez muy complejas: ¿Qué es eso y para qué sirve?

 

Definir que la caracterización es el proceso de recopilar, clasificar y procesar la información de la composición y distribución de actividades, componentes y actores de un territorio no hace justicia con el trabajo y proceso que esta tarea implica, pero permite una idea inicial.

 

Ahora ante la pregunta, para qué sirve, la respuesta es mucho más compleja, pues depende de la visión de territorio de cada uno, del grado de compromiso o responsabilidad social que se tenga, y de cientos de factores adicionales.

 

Aquellos que ya tenemos algunos años encima, recordamos perfectamente como en nuestra infancia el punto de encuentro con nuestros amigos era el frente de nuestra casa, y la referencia para quien necesitara ubicarse era la panadería de “Don Pedro” o la tienda de “Doña Lucía”, uno conocía quienes vivían enfrente, quienes eran sus padres e incluso donde vivían las tías. La solidaridad era un tema que no requería de cadenas anónimas vía internet y muchísimo menos se utilizaba como excusa para aprovecharse de los “buena gente”.

 

Pero debido a la despersonalización de nuestra sociedad, al crecimiento desaforado y desordenado; y la rampante inseguridad, nos hemos aislado y escondido detrás de los muros y rejas de nuestros hogares y negocios; al punto que muchísimas veces desconocemos quienes viven a nuestro lado, mucho menos un par de casas más allá; y ni hablar de los de la manzana siguiente.

 

La caracterización es una herramienta para conocernos y reconocernos; pero ante todo es una excusa para volver a construir eso que los expertos llaman “Tejido Social” y que nuestros abuelos llamaban “barrio”. Es la excusa perfecta para saludar a ese desconocido que lleva viviendo más de 10 años en la casa contigua y del cual desconocemos hasta su nombre. La excusa ideal para entablar una conversación que tal vez termine permitiendo que encontremos temas en común con aquel que años atrás tal vez se vio obligado a abandonar su parcela y ubicarse en esta jungla de cemento que llamamos ciudad.

 

La caracterización no son cifras, pues detrás de cada número hay una vida, una familia, un sueño; la caracterización es la oportunidad para demostrar que somos humanos y dado que nuestra naturaleza es sociable, es la oportunidad para encontrar personas que compartan nuestra visión y juntos, construir un entorno más solidario, seguro y agradable para todos.