· 

Menos Mal...

Cuantas veces hemos encontrado personas indolentes que no entienden que cada decisión que tomamos afecta no solo nuestra vida, sino la de aquellos que nos rodean e incluso a muchos que ni conocemos, ni somos conscientes de su existencia.

 

Cuando encontré la caricatura que encabeza este artículo, inmediatamente pensé en la tarea que en CONTINENTAL hemos emprendido, de generar líderes comprometidos con su entorno, con conciencia, corresponsabilidad y sentido de pertenencia. Y un sentimiento de “orgullo” por estar sembrando, recorrió mi ser. Es grato poder reconocer que no estamos simplemente entregando cursos, capacitaciones y proyectos como si fueran “paquetes de papas”, sino que tenemos un compromiso por realmente dejar una huella en quienes se benefician de los mismos.

 

Sin embargo, cuando compartí esta caricatura en medio de un taller, uno de los participantes me hizo una reflexión que cambió mi visión de la misma. Su frase textual fue: “Pero los dos que están sentados son absolutamente necesarios”.  Tuve que pensarlo un par de segundos para comprender que efectivamente, si los cuatro navegantes corrieran simultáneamente a sacar el agua, la barca se hundiría rápidamente; si bien la actitud de quienes están cómodamente sentados es absolutamente displicente e inconsciente; no es menos cierto la aseveración de quien participaba del taller.

 

Esta realidad, me hace reflexionar en cuantas veces estamos logrando un efecto positivo, aunque ni seamos conscientes. Cuantas veces estamos transformando realidades sin percatarnos de la importancia de nuestra participación; peor aún cuantas veces hemos logrado un efecto positivo con una actitud negativa, pesimista o desconsiderada con los demás.

 

Ahora, si empezamos a tomar conciencia de nuestra corresponsabilidad con quienes están a nuestro alrededor, sean hijos, familia, compañeros de trabajo o conciudadanos; si entendemos que cada decisión y acción que tomamos tiene un efecto en nosotros y en quien nos rodea; tal vez podamos ser como en la caricatura el contrapeso que mantenga la barca a flote, pero en vez de pasar por indolentes, podemos ser propositivos y plantear estrategias que permitan una rotación y un apoyo para aquellos que están a diario sacando a cubetas el agua que está entrando en nuestra amada sociedad.

 

 

Sea cual sea el campo en el que se desempeñe, independiente del rol que se asuma, hay una sociedad que requiere de valientes que se levanten y aporten en la construcción de un mejor vivir para todos. En CONTINENTAL, estamos comprometidos ¿y tu?

 

Ivan Marcel Fresneda Pereira

Director Nacional de Proyectos